• +33 607 370 811
  • +57 (6) 348 90 46

Archivos de la etiquetas

Investigación sobre la stevia

Investigación sobre la stevia

Hipertensión arterial. De acuerdo con los resultados actuales, los extractos de stevia serían útiles para las personas con hipertensión, pero las dudas permanecen. En China, 2 estudios clínicos de alta calidad a largo plazo (1 año y 2 años, 750 mg y 1500 mg de esteviósido por día) han demostrado tener éxito en pacientes con hipertensión leve a moderada. alrededor del 7%). A pesar de la calidad de estas pruebas, algunos analistas plantean el hecho sorprendente de que no se observó ningún efecto placebo en estos dos estudios, lo que arroja dudas sobre sus conclusiones. En 2006, un estudio realizado en Brasil no fue concluyente. Esto puede deberse a la cantidad muy pequeña de sujetos y la dosis mucho más baja que las pruebas realizadas en China. Sin embargo, estos 3 estudios han establecido claramente la seguridad de la ingesta regular de esteviósidos durante largos períodos.

En Paraguay y los Estados Unidos, las pruebas se realizaron en personas que eran normales o ligeramente más bajas de lo normal. Tomar 750 mg de extracto de stevia diariamente durante 3 meses10 y 1000 mg diarios durante 4 semanas no tuvo un efecto medible sobre la presión arterial de los participantes. El autor de una síntesis plantea la hipótesis de que el efecto beneficioso de la stevia sobre la presión arterial se manifestará solo cuando sea demasiado alto.

Eficacia incierta de la glucosa en sangre. Pequeños ensayos indican que el extracto de stevia tiene:

  • mayor tolerancia a la glucosa y niveles bajos de glucosa en sangre en sujetos sanos.
  • disminución de la glucosa en sangre después de una comida típica en pacientes con diabetes tipo 2.
  • bajó el azúcar en la sangre después de una comida en personas sanas u obesas.

A pesar de estos resultados prometedores, se necesitarán estudios mejores y más amplios antes de concluir sobre la eficacia de la stevia.

Estos resultados tienden a corroborar el uso tradicional de la stevia, que se usa en Sudamérica para tratar la diabetes. Sin embargo, no fueron confirmados por otros 2 ensayos realizados en sujetos sanos. Nuevamente, el autor de una síntesis plantea la hipótesis de que el efecto beneficioso de la stevia en los niveles de glucosa en la sangre solo se manifestará cuando sea demasiado alto.

Diverso. Los investigadores también están interesados ​​en los efectos antiinflamatorios y anticancerígenos de los extractos de stevia. Por el momento, solo se dispone de datos in vitro y animales.

¿Precaución Potencialmente tóxica? Los japoneses creen haber demostrado la inocuidad de la estevia y del extracto estandarizado en esteviósidos. Ello ha permitido a ese país y a otros países de Asia y América del Sur autorizar su uso como aditivo alimentario. La estevia y los extractos estandarizados de esteviósidos se han utilizado durante unos 30 años en estas regiones del mundo. Sin embargo, algunos países, entre ellos el Canadá, todavía no lo han autorizado.La razón que más se aduce para justificar esta prudencia es que los esteviósidos podrían tener un impacto negativo en la reproducción humana. Según una fuente etnobotánica paraguaya, la stevia se considera, en efecto, a altas dosis, una planta abortiva. Las autoridades sanitarias también están preocupadas por los posibles efectos carcinógenos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha analizado detenidamente todos los datos sobre estas cuestiones llegó a la conclusión, en 2006, de que las esteviosidas no tienen efectos negativos en la reproducción y no son carcinógenas.La ingesta diaria segura establecida por Health Canada, en el marco de la reglamentación de los productos sanitarios naturales, es similar a la establecida en otras partes del mundo, es decir, 10 mg de esteviósidos por kilogramo de peso corporal. Esto equivale a 700 mg al día para un adulto de 70 kg. Para las personas que consumen hojas de estevia en polvo, esto equivale a un máximo de 50 mg/kg, es decir, 3 500 mg para un adulto de 70 kg.

Precaución
Se recomienda a las personas con diabetes de tipo 2, hipertensión o hipotensión que deseen tomar estevia que comprueben periódicamente sus niveles de glucosa en la sangre o su presión arterial, para ajustar su medicación si es necesario.

Contraindicaciones
Por precaución, algunas fuentes recomiendan a las mujeres embarazadas y lactantes que eviten consumir grandes cantidades de estevia.

Efectos no deseados
La estevia podría provocar alergias en las personas alérgicas a las plantas de la familia Asteraceae (margarita, diente de león, crisantemo, etc.), aunque hasta la fecha no se ha dado ningún caso tan llamativo.
Según un ensayo realizado con animales, la stevia no provoca caries.

Interacciones
Con plantas o con suplementos
Los efectos de la estevia podrían añadirse a los de las plantas o de los suplementos que tienen una acción hipotensiva o hipoglucémica. Con un poco de medicina.
Los efectos de la estevia podrían añadirse a los de los medicamentos hipotensores o hipoglucéticos.

En el comercio, la estevia se encuentra en dos formas principales.

El polvo de hojas secas. Su poder edulcorante es de 10 a 15 veces mayor que el del azúcar. Se ha utilizado tradicionalmente para suavizar el sabor de las infusiones de plantas amargas.

El extracto normalizado (al menos el 90 % de esteviósidos). Está constituido por un polvo blanco soluble en agua. También se ofrece en forma líquida. Su poder edulcorante es mucho mayor que el del azúcar refinado (de 100 a 300 veces), sin calorías. Hay que usarla con mucha moderación. Los sitios web que lo comercian presentan tablas de conversión (específicas de sus productos) que permiten dosificar adecuadamente este edulcorante.

La hoja entera tiene un regusto un poco amargo que puede recordar al regaliz. El extracto en polvo, una vez mezclado con un líquido, tendría menos sabor. También se ofrecen extractos líquidos aromatizados (menta, vainilla, etc.).

Pierre Haddad, Ph. D., Profesor titular, Departamento de Farmacología, Universidad de Montreal.

Historia de la stevia

Historia de la stevia

 
Los indios guaraníes de América del Sur agregaron hojas de stevia a sus infusiones de plantas para ablandarlas. En Brasil y Paraguay, se han utilizado durante siglos en la cocina. En América Latina, la medicina herbal tradicional considera la stevia como una hipoglucemia, hipotensora, diurética y cardiotónica. Todavía era necesario esperar hasta principios del siglo XX para comenzar realmente a interesarse en los esteviósidos de la planta, que tienen un gran poder. 100 a 300 veces más que el azúcar sin calorías. A principios de la década de 1970, Japón prohibió el uso de edulcorantes artificiales (aspartamo, sacarina) porque las autoridades temían sus efectos negativos en la salud humana. Al mismo tiempo, un consorcio japonés estaba desarrollando un método para extraer glucósidos de la stevia. El estado japonés entonces permitió que el extracto de stevia como un edulcorante de alimentos. Su uso se ha extendido rápidamente en Asia y América del Sur. También se aprobó en Australia y Nueva Zelanda desde 2008 y ahora está presente en varios productos agroalimentarios: desde la salsa de soja hasta los refrescos, el chicle, las tortillas y los pasteles de arroz. La Agencia Francesa para la Seguridad Sanitaria de los Alimentos (AFSSA) emitió una opinión favorable para el uso de rebaudiósido A (una de las moléculas de stevia) como aditivo alimentario por un período de 2 años. En abril de 2010, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) dictaminó que los esteviósidos eran seguros como aditivos alimentarios.

En los Estados Unidos, la Stevia se comercializa como un suplemento, pero no está aprobada como edulcorante o aditivo alimentario en este país. Por otro lado, algunas multinacionales han presentado solicitudes para su molécula patentada basada en stevia, un archivo científico de apoyo. En diciembre de 2008, Coca-Cola y PepsiCo recibieron el visto bueno de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para incorporar Truvia® en sus productos, respectivamente. Estos productos también son comercializados por sus respectivos fabricantes como edulcorante. Usted puede agregarse a las bebidas y alimentos.

¿Y en Canadá?
Por el momento, como en los Estados Unidos, la venta de la planta cruda y sus extractos está permitida como un producto natural para la salud, pero no como un aditivo en los alimentos procesados. Health Canada está preparado para revisar esta posición si la industria alimentaria realiza una solicitud de aprobación debidamente documentada para agregar el extracto de stevia a los aditivos permitidos. Sin embargo, desde septiembre de 2009, la stevia y sus extractos han sido permitidos, bajo ciertas condiciones, como un ingrediente medicinal y no medicinal en productos naturales para la salud. Health Canada explica esta diferencia por el hecho de que los patrones de uso de los alimentos y productos naturales para la salud son diferentes: la comida se consume generalmente en grandes cantidades, lo cual no es el caso de los productos naturales para la salud.

1